El viaje bisagra

Viajar es un arte, y como en toda disciplina que involucra al alma, la inspiración aparece en una suerte de oleadas que tienen que ver con el lugar visitado y con el momento anímico que atraviesa el viajero. Cuando la química ocurre se genera un quiebre en la mente del espectador que transforma su forma de concebir la vida. Es el momento en el que la alquimia rutera te hace uno con el camino.

Es sorprendente como cada vez son más las personas que hablan de su viaje al noroeste argentino como el del “antes y el después”. Hoy te comparto mi experiencia en estas tierras a través de sensaciones expresadas en palabras e imágenes. Sin soslayar las interpelaciones que pueda generar la travesía en tus pies, te presento al norte del país como el lugar que transforma drásticamente la vida de quien decide recorrerlo. Y no hablo de metáforas ni de clichés, me refiero a cambios radicales de los que dan fe todos los que hayan explorado alguna vez estas tierras.

El viaje al noroeste argentino abrió una puerta que nunca más pude cerrar


Una región hecha de colores

El noroeste argentino o NOA está hecho de coplas, pueblos de adobe, yungas, salares y volcanes. Sobre todo está hecho de matices. El contraste y la fusión de colores minerales (que son muchos más que siete) generan el asombro permanente junto al folklore y las auténticas tradiciones de los pueblos originarios que habitan la región. Lejos de de la lógica urbana, los descendientes de memorias quechua, calchaquí y diaguita, se transforman en anfitriones de la trashumancia de mochileros que anualmente recorren sus áridos caminos.

La perfección hecha árbol en Purmamarca, Jujuy

Mirador de Maimará, Jujuy

Esquina de Purmamarca, Jujuy

El viaje al norte despierta un interés genuino por acercarse a la gente y esta interacción nos hace replantear nuestra forma de vivir. El cambio de paradigma se genera inevitablemente al conectar con el estilo de vida de los pobladores del altiplano.

Además del factor humano y de los colores representados en diferentes estratos geológicos, esta región tiene como protagonistas a los cielos. Aquí las nubes parecieran estar más cerca que en ninguna otra parte del mundo.

Pueblo de Coctaca, Jujuy


El gran dilema de la frontera

Formado por las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, y Santiago del Estero, el NOA en los últimos años se transformó en la meca mochilera y en el viaje que antecede al gran recorrido por toda Sudamérica. Los itinerarios más comunes incluyen las localidades de Tafí del Valle, Amaicha del Valle y Cafayate, atravesando los Valles Calchaquíes hasta llegar a la Quebrada de Humahuaca que nos detiene (mentalmente) en la frontera con Bolivia. En ese límite geográfico, el viajero vacacional se encuentra frente a todo un continente que lo seduce y lo envuelve en el gran dilema rutero que se despierta en tiempos de regreso.

Antigua estación de tren de Yala, Jujuy

Buses que conectan Humahuaca (Jujuy) con Iruya (Salta)


Pacha es tierra y mama es madre

Recorrer estas tierras es un preludio que nos acerca a la noción interconectada del Todo y al culto a la Pachamama. Es común ver en las calles a personas haciendo challas, un rito ancestral de agradecimiento, que representa esta simbiosis entre el hombre y la naturaleza.

“Dicen los indios: ¿Que tiene dueño la tierra? ¿Cómo así? ¿Cómo se ha de vender? ¿Cómo se ha de comprar? Si ella no nos pertenece, pues. Nosotros somos de ella. Sus hijos somos. Así siempre, siempre. Tierra viva. Como cría a los gusanos, así nos cría. Tiene huesos y sangre. Leche tiene, y nos da de mamar. Pelo tiene, pasto, paja, árboles. Ella sabe parir papas. Hace nacer casas. Gente hace nacer. Ella nos cuida y nosotros la cuidamos. Ella bebe chicha, acepta nuestro convite. Hijos suyos somos. ¿Cómo se ha de vender? ¿Cómo se ha de comprar?”
EDUARDO GALEANO, Memoria del Fuego


Representación de la Madre Tierra en Amaicha del Valle, Tucumán

Los colores vivos son protagonistas en todas las representaciones gráficas de la madre Natura. Lo impactante es ver cómo esa paleta de matices replica también en los cementerios. La concepción de las necrópolis aquí es diametralmente opuesta a la esperada. Las tierras duras y estériles custodian las coloridas tumbas de los pobladores que abandonaron este plano terrenal.

Cementerio de Maimará, Jujuy


Consecuencias de un viaje bisagra

De un viaje bisagra nunca se vuelve, y el retorno físico esconde un anhelo constante de querer regresar al tiempo que generó la poética cicatriz en el alma. Este tipo de experiencias producen fuertes movilizaciones internas, que en la mayoría de los casos sirven como el empujoncito que estaba faltando para hacerle caso a los gritos del corazón.

Para mí el viaje al norte fue como un hechizo que me permitió empezar a entender el modo de vida que quería llevar y despertó mi interés por recorrer todo el continente. Luego de aquellos quince días de vacaciones en el altiplano nunca más volví a ser el mismo, y al regresar a Bs.As advertí que algo nuevo en mí había nacido. Intenté por un tiempo hacerme el distraído, pensando que en algún momento esa llama se iba a apagar, pero ocurrió todo lo contrario. Mis ganas de viajar por tiempo indefinido aumentaron, hasta que decidí hacer mi primer microviaje de nueve meses por seis países de Sudamérica. Ahí comprendí mucho más acerca del sentimiento que nació aquel 15 de enero cuando tuve que regresar de las vacaciones al NOA.

Hoy los caminos me llevaron a estar viviendo en uno de mis lugares en el mundo, la Patagonia argentina. Los viajes siguen presentes porque acá la vida es movimiento. El 2016 viene cargado de nuevas rutas y proyectos con corazón, y todo eso se lo debo al Año Viajático.

El viaje al norte me permitió conectarme con la hospitalidad de los pueblos de los Andes, pero sobre todo me permitió conectarme con lo más profundo de mi esencia. Las revelaciones de los viajes bisagra nos bendicen con la claridad interna, pero nos condenan con la puesta en práctica. Hacerse cargo de lo que dicta nuestra conciencia es el primer paso para empezar a crear nuestro destino.

Buenos viajes, microviajes y revelaciones para todos!


4 comentarios:

  1. NOA..Bello....!!! en Geografía, pero más en ........El Encuentro con Uno Mismo, con nuestro Interior !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una frase que dice algo así: "no hay viajes que nos lleven lejos a menos que recorran la misma distancia en nuestro mundo interno que en el exterior" Creo que el NOA moviliza tanto porque genera una experiencia que va por dentro! Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar
  2. metele loco!!!! muy buenas palabras!!
    buenas vibras para lo que sigue
    un viajero andante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas energías para vos también viajero! Saludos!

      Eliminar